martes, 30 de agosto de 2011

postheadericon Marcel Zamora explica en su blog su decepción tras el Embrunman

Como viene siendo habitual, Marcel Zamora ha querido dar la cara de nuevo ante sus seguidores para explicar la enorme decepción que siente tras su injusta descalificación en esta edición del Embrunman. El triatleta catalán ha explicado, a través de su blog, los pormenores que rodearon su polémica expulsión y su impotencia tras ver como el título se le escurría de las manos. A continuación os paso un fragmento de su relato, si queréis consultar el texto completo y ver las imágenes que nos cede este crack, sólo tenéis que visitar su página: http://marcelzamora.blogspot.com.

¡Decepción!
La decepción es ese sentimiento de insatisfacción que surge cuando no se cumplen la expectativas sobre un deseo. Así es como me siento, decepcionado, triste, impotente, con rabia y sobre todo con la sensación de haber sido víctima de una injusticia, después de ver una tarjeta roja por tirar mi chaleco tras el descenso del Col de Izoard.

La carrera empezaba en el lago de Embrun a las 6 de la mañana. El día era perfecto, nada de frío ni viento... y mi estado de forma era muy bueno. Los rivales eran complicados, con Julien Loy con ganas de ganar por primera vez, Hervé deseoso de volver a lo más alto y Víctor del Corral pletórico, tras sus triunfos en Francia en las últimas semanas. Además, con la baja de James Cunama por lesión, todo hacía presagiar una prueba súper disputada.

Marcel Zamora durante la T1 en el Embrunman.
Ya desde la salida se alejaron un par de corredores y yo me quedé en un segundo grupillo, nadando muy cómodo para conseguir salir bien fresco y hacer una transición relámpago. Finalmente, consigo recortar el minuto que me había aventajado Loy y logro salir el primero en la bici. En la primera subida formamos grupito Faure, Loy y yo... van pasando los kilómetros y cada vez estoy mejor. La referencia es que Víctor se va acercando. Llegamos a pie del Izoard los tres, pero Víctor ya está a 40". Empieza la batalla y nos vamos atacando a ver si alguno cede, se descuelga y reducimos el pelotón. ¡Imposible!


Corono primero y me avanzo a la recogida de material... Aunque parezca increíble, oigo gritos del público contra Hervé, porque los voluntarios le están ayudando con todo (cuando el reglamento dice que está totalmente prohibido). No le doy más importancia al momento y me preocupo de no dejarme nada.
Descenso rápido. Consigo sacar algo de ventaja, que aprovecho para guardarme en el maillot toda la comida. Llegamos al llano en Briançon y Víctor ya ha conseguido cogernos, está claro que la carrera será entre nosotros cuatro. Después de unos metros más decido deshacerme del chaleco que me había puesto al coronar, justo al empezar el Palón (la subida más dura de la carrera)... decido tirárselo a los míos para luego recuperarlo.

Creo que todos los triatletas, incluido yo, sabemos que está prohibido tirar geles, envoltorios, botellines, etc pero, ¿quién no ha tirado algo que le molesta a un conocido? Puedo entender que exista esa regla (a pesar de que yo no lo sabía) pero no es como para descalificarme, sobre todo después de coronar una rampa durísima. Y más, alegando que eso es ayuda externa, ¡que alguien me lo explique!
Además, el juez vino con mucha agresividad y me dijo que estaba descalificado o que volviera a por el chaleco...pero ¡¡¡como!!! ¡¡¡Si ya no estaba!!!

Imagen del triatleta catalán en el segmento de bicicleta,
durante la prueba francesa.
Rotundamente me dice que se ha terminado la carrera para mí. No hay reclamación. No quiere  escucharme. ¿No me podría haber sancionado con 5, 6 o 7 minutos? ¡Qué momento más duro!
Los franceses aprovechan para atacar... intento hablar con el juez varias veces, pero él no me quiere oír. Aun así, decido continuar, ya que en el Ironman de Niza, François Chabaud fue sancionado, continuó, corrió la maratón, quedó segundo y no fue descalificado. Con lo cual... o todos blancos o todos negros, más cuando los jueces son de la misma federación, el mismo reglamento y el mismo país, ¿¿¿no???

Llego a la T2 en solitario, después de atacar en el último puerto y sabiendo que a mi llegada a boxes podría tener problemas pero, mi sorpresa fue que el juez principal se puso delante de mi y me prohibió continuar... Veo como van llegando mis adversarios y como mi Embrunman, mis horas de entreno y sacrificio se pierden por una injusticia. Me hundo en mi más miseria interna, con una impotencia nunca vivida anteriormente...

Espero que en el 2012 las cosas sean diferentes en mis competiciones en el territorio francés, que tantas veces me ha visto triunfar. Agradecer el apoyo del público que se comportó de manera brutal, animándome en esos malos momentos y llorando por lo que me había sucedido.
Gracias a los míos que estuvieron a mi lado, dándome todo el ánimo posible y a todos los que me habéis enviado vuestras muestras de cariño por Facebook, Twitter, emails, etc. ¡Gracias!





1 comentarios:

Jose Lopez Ferrero dijo...

Hola! Hace tiempo que sigo el blog y me gustaría hacer llegar una muy buena sugerencia. Si me facilitaís un email de contacto os la hago llegar.
Gracias y a seguir así!
Jose
joseferrero88@gmail.com

¡Entra y diseña tu ropa deportiva!

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar

Cargando...

Eooo, no olvides seguirnos ;-)

Hazte Fan en Facebook

Síguenos en Twitter

Los vídeos más espectaculares

Loading...